Representante Lorduy propone modificar impuesto al Carbono 2
El medio ambiente y la salud de los colombianos necesitan un articulado en el Plan Nacional de Desarrollo que imponga acciones para mejorar la calidad del aire, en ese sentido el Representante a la Cámara por el departamento del Atlántico, Cesar Lorduy, ha presentado una proposición en el Congreso de la República que propone ajustar el impuesto al carbono para estimular el uso de combustibles más limpios.

Según un informe de la Revista Semana la contaminación ambiental causa 7 millones de muertes al año, más que el VIH, la tuberculosis y la malaria juntos.

En Colombia, según un reciente estudio publicado por el Instituto Nacional de Salud, 17.549 personas mueren al año por factores de riesgo ambiental como el aire.

No hay acción más fundamental en la vida que respirar. En un minuto, una persona aspira entre 5 y 6 litros de aire y en toda una vida, alrededor de 250 millones de litros pasan por sus pulmones. La mala noticia es que al menos el 90 por ciento de ese aire contiene partículas con toxinas que no solo enferman, sino que matan.

La cifra no es exagerada. Según el informe más reciente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hoy 9 de cada 10 personas respiran aire contaminado y al menos 7 millones más mueren al año por esta causa. Concretamente, el aire tóxico causa un tercio de las muertes por accidente cerebrovascular, cáncer de pulmón y enfermedades cardíacas. Casi tantas como todos los cánceres juntos y muy superior a las muertes producidas por el VIH, la tuberculosis y la malaria juntas.

La evidencia resulta abrumadora, pero los expertos coinciden en que además de voluntad ciudadana se necesita con urgencia una acción política que impulse inversiones en energía saludable y acelere la acción para reducir la contaminación del aire.

La contaminación ambiental es un problema de salud pública. Solo en Bogotá el 43 % de la contaminación de aire es generada por los vehículos de carga y transporte público, los cuales se movilizan con diésel, que a pesar de haberse mejorado el contenido de azufre en el mismo,  sigue siendo uno de los más contaminantes de Latinoamérica.

Bogotá es la muestra de lo que está sucediendo en algunas otras ciudades y que se puede extender a todo el pais sino hacemos algo pronto, ya que el material contaminante en el ambiente ha venido aumentando, específicamente partículas PM 10 (las más grandes), y PM 2.5, las más pequeñas y por ende más peligrosas, pues pueden ser inhaladas por los humanos, llegar hasta sus bronquios y causar afecciones respiratorias.

A lo anterior hay que sumarle las fuentes fijas, que son las industrias, en especial aquellas que utilizan como combustible el carbón genérico, y que por extraño que parecería, su uso estaba excluido del impuesto al carbono.

JUSTIFICACIÓN

En el marco del pacto por la equidad, en lo referente a: “Salud para todos con calidad y eficiencia, sostenible por todos” y el Pacto transversal por la sostenibilidad: “producir conservando y conservar produciendo”, teniendo en cuenta los siguientes datos:

  • Según el más reciente informe del Instituto Nacional de Salud, en Colombia más de 15.600 muertes pueden ser atribuidas a enfermedades asociadas a la mala calidad del aire (INSTITUTO NACIONAL DE SALUD, 2016)
  • Según DNP, 12.3 billones de pesos es el costo estimado de la morbilidad y mortalidad (1,5 % del PIB de 2015). Costos sociales y económicos representados en enfermedades, restricción en el desarrollo de actividades, atenciones por el sistema de salud y muertes. (DNP 2018)
  • Ese mismo estudio plantea que al año, se causan más de 67 millones de enfermedades y síntomas por estas enfermedades. (CONPES 3943 de 2018).

El medio ambiente y la salud de los colombianos necesitan un articulado en el Plan Nacional de Desarrollo que imponga acciones para mejorar la calidad del aire.

Ajustar el impuesto al carbono para estimular el uso de combustibles más limpios

En el 2016 Colombia creó el impuesto nacional al carbono que consistía en el pago de una tarifa de acuerdo con la cantidad de toneladas de carbono que se liberan a la atmósfera por el uso de combustibles fósiles. En este sentido, los combustibles más contaminantes contribuirían más a proyectos de protección para las fuentes hídricas, los ecosistemas y la biodiversidad.

Los combustibles gravados en la Ley 1819 de 2016 fueron el fuel oil, Acpm, jet fuel, gasolina, GLP y el gas natural (para la refinación de hidrocarburos y la petroquímica), dejando por fuera al carbón, el combustible más contaminante.

Es necesario incluir al carbón dentro de los combustibles que pagan impuestos por daño ambiental, no para eliminar uso (pues el nivel del tributo en Colombia es aún bajo, como lo muestra la gráfica), pero sí para incentivar el uso de energías más limpias.

Al comparar 20 países en donde actualmente se aplica este tributo, Colombia se ubica en el grupo de países con los niveles más bajos de impuesto al carbono con COP$16.422/ tonelada de CO2. 

Haciendo pagar más al que más contamina, incentivaremos al mercado al uso de tecnologías más limpias y eficientes, y las diferentes industrias podremos seguir ayudando al desarrollo medioambiental del país y mejorar la calidad del aire que respiramos

Impacto fiscal de incluir el carbón en el impuesto al carbono: De acuerdo con la Unidad de Planeación Minero-Energética (UPME), el carbón genérico del interior de Colombia tiene un factor de emisión de 2534.8 kgCo2/tonelada. Por lo anterior, si se le aplica la tarifa actual de COP$16.422/tonCO2 al carbón, el valor a pagar por tonelada es de $41.613 pesos/tonelada.

Adicionalmente, se debe tener en cuenta que el consumo de carbón a nivel nacional ha tenido una tendencia creciente desde 2011 para llegar a 9 millones de toneladas año en 2016 (fuente UPME).

De lo anterior, se puede concluir que el recaudo fiscal adicional por concepto del impuesto al carbono por parte del carbón seria de: 374.520 millones de pesos:

 

Producción (ton)

Tarifa (COP$/tonCo2)

Recaudo adicional esperado (millones)

Carbón

9.000.000

41.613

374.520

No sobra mencionar que instrumentos legales para la salud y el ambiente como estos, fundamentados entre otras, en algunos de los 17 objetivos de desarrollo sostenible, como:

3.Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en totas las edades,

7.Garantizar el acceso a energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos,

12.Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles, y

13. Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

Representante Lorduy propone modificar impuesto al Carbono 3

Demuestran ser de vital importancia en circunstancias como las actuales en que el cambio climático y la contaminación atmosférica en las principales ciudades de Colombia hacen necesario una transición hacia tecnologías limpias y energías alternativas.

Consulte o descargue la proposición que presentó Cesar Lorduy, Representante a la Cámara por el departamento del Atlántico, que adiciona artículo al proyecto de ley No. 311 de 2019 Cámara -227 de Senado.

Ver proposición en el siguiente enlace: Proposición aditiva y complementaria al impuesto del carbono.

Autor

Sígueme en las redes sociales.